Optex qxi wired 250x150

Detalles del producto

La serie QX Infinity (QXI) es una familia de sensores infrarrojos y doble-tecnología que ofrecen amplio ángulo de detección 120° y 12 m de cobertura. Su diseño elegante y compacto, hace de los sensores QXI un modelo ideal para cualquier edificio residencial o comercial, ofreciendo detección de movimiento fiable, inmunidad animal y activación de paneles de alarma de cámaras CCTV. QXI-ST es el modelo cableado.

Altura de montaje ajustable

Los detectores de intrusión para exteriores QXI se pueden instalar en alto - entre 2,2 m y 2,7 m de altura - una pauta de detección volumétrica multinivel que le permite ignorar pequeños animales. En entornos con animales grandes, el sensor se puede montar entre 0,8 y 1,2 m de altura, para ignorar el paso de mascotas.

Análisis de la pauta de detección para ignorar falsas alarmas

Todos los modelos QXI están provistos de una lógica de análisis llamada SMDA, que analiza la la pauta de detección y los cambios en el entorno, tales como el clima o movimientos de la vegetación, para discriminar el ruido y la causa de las molestas falsas alarmas. Además, toda la gama QXI esta provista de doble cubierta conductiva para filtrar interferencias debidas a luz o electromagnéticas.

Diseño elegante y fácil instalación

Las dimensiones del detector y el acabado de la cubierta se han diseñado para que se integre en la fachada de cualquier edificio residencial o comercial. También pensando en el cliente el sensor cuenta con un diseño sin tornillos que hace muy sencillo abrir y cerrar la tapa frontal tan solo usando destornillador de punta plana.

Aplicaciones

  • Acceso
  • Casa
  • Jardin
  • Entrada de coches

Caracteristicas

  • 12m, 120 grados, PIR para exterior
  • Pirosensor QUAD, dos capas de detección y buena tolerancia a pequeños animales
  • Montaje en alto (2.2-2.7m) o montaje regular para ignorar el paso de mascotas
  • Lógica SMDA y doble cubierta conductiva para minimizar falsas alarmas

Descargas

Preguntas frecuentes

No, los detectores PIR detectan la diferencia de temperatura entre el objetivo de detección y el fondo dentro del campo de vista del detector, tanto si la diferencia es positiva como negativa. Durante el día, la temperatura del suelo puede alcanzar entre 50-60 grados Celsius mientras que el cuerpo humano se mantiene en 30 grados Celsius. Esta diferencia de 20 grados es más que suficiente para detectar la presencia de un intruso.

Descarga el certificado de origen del producto en el siguiente link

View all FAQs

Otros productos que pueda estar interesado